Trastorno Obsesivo-Compulsivo TOC: Causas y modelos de tratamiento

En este articulo hablaremos del TOC

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) es un trastorno mental grave que afecta a las personas de diversas maneras. Quien padece TOC puede experimentar pensamientos irracionales e intrusivos y la compulsión a repetir ciertos comportamientos. Si no se trata, el TOC puede perjudicar significativamente la vida personal y profesional de un individuo.

Al igual que cualquier otro trastorno mental, puede dar lugar a que las personas sientan que interfiere en su vida profesional, académica, social o personal. Además, también puede conducir al desarrollo de otros problemas de salud mental, como la depresión, la ansiedad y el abuso de sustancias, entre otros. Si padeces TOC, los retos a los que te enfrentas pueden parecer insuperables, pero hay muchas cosas prácticas que puedes hacer para aliviarlos de verdad.

El objetivo de este artículo es proporcionar una mejor comprensión del TOC y de las causas que lo provocan, así como hablar de los modelos de tratamiento.

¿Qué es el TOC?

El TOC es un tipo de trastorno de ansiedad y se caracteriza porque el individuo tiene pensamientos obsesivos que le provocan una intensa ansiedad. Estos pensamientos obsesivos pueden ir desde el miedo a los gérmenes hasta la compulsión a repetir una acción. Estos actos repetitivos y compulsivos suelen denominarse «rituales» y pueden interferir en la capacidad del individuo para llevar a cabo las actividades normales de su vida diaria.

Para ser diagnosticado con TOC según el DSM-5 , una persona debe experimentar obsesiones, compulsiones o ambas, donde:

  • Las obsesiones o compulsiones son tiempo consumidoras (por ejemplo, toman más de una hora al día) o causan un malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral, u otras áreas importantes del funcionamiento.
  • Los comportamientos o actos mentales no se deben a los efectos fisiológicos de una sustancia (drogas, medicamentos) o a otra condición médica.
  • El trastorno no se explica mejor por los síntomas de otro trastorno mental (como preocupación excesiva por el trastorno de ansiedad generalizada, preoccupación con la apariencia en el trastorno dismórfico corporal, dificultades para desechar o desprenderse de cosas en el trastorno de acumulación, cabello arrancado en la tricotilomanía, piel recogida en el trastorno de excoriación, impulsos sexuales o agresivos en el trastorno de la conducta sexual compulsiva, etc.).

Causas del TOC

Se desconoce la causa exacta del TOC, pero las investigaciones sugieren que probablemente sea una combinación de factores genéticos, ambientales y neurobiológicos. Las personas con antecedentes familiares de TOC o de otros trastornos relacionados con la ansiedad tienen más probabilidades de desarrollarlo. También se cree que las anomalías en el equilibrio químico del cerebro pueden contribuir al desarrollo del TOC.

Modelos de tratamiento

Existen varios modelos diferentes para tratar el TOC, y cada uno tiene sus propias ventajas. Un modelo de tratamiento habitual es la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC). Con la TCC, la persona trabaja con un terapeuta para comprender mejor y cuestionar sus patrones de pensamiento. El objetivo de la TCC es ayudar a la persona a sustituir los pensamientos irracionales por otros más realistas. Además de la TCC, muchas personas con TOC también se benefician de la medicación recetada. Los fármacos más recetados para el TOC son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), que regulan el equilibrio químico del cerebro.

No intentes autocontrolar tus síntomas

Al igual que ocurre con muchos trastornos mentales, puede resultar tentador para algunas personas resistirse a la ayuda profesional y centrarse en autocontrolar sus síntomas. A primera vista, puede parecer más fácil y menos intimidatorio ignorar el problema o tomar medidas para aliviar los síntomas.

Aunque los métodos de autocontrol pueden parecer eficaces al principio, a menudo empeoran la situación a largo plazo.

El proceso de intentar autocontrolar los síntomas puede provocar ansiedad y estrés tanto físico como mental. Por este motivo, es importante recordar que, aunque las técnicas de autocontrol pueden ayudar hasta cierto punto, no deben sustituir a la ayuda profesional de un psicólogo.

¿Necesitas ayuda?

Si tú o un ser querido estáis luchando contra el TOC, es importante que busquéis ayuda profesional. Tanto si optas por la TCC, la medicación o una combinación de ambas, un psicoterapeuta puede ayudarte a ti o a tu ser querido a aprender a controlar los síntomas. Si buscas un psicólogo profesional y cualificado que te ayude a comprender y tratar mejor el TOC, será un honor trabajar contigo. Ponte en contacto conmigo hoy mismo para programar una sesión y comenzar tu terapia.

¿Necesitas asistencia profesional?

Si necesitas liberarte de algunas cargas emocionales, superar obstáculos y abrazar tu mejor versión, estoy aquí para ti. Tan solo elige una fecha y una hora que se ajuste a tu rutina:

Picture of Javier Ares Arranz
Javier Ares Arranz

Tu psicólogo online especializado en ansiedad, depresión y sexología.

Otros artículos que pueden interesarte...
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?