Mis amigos me amargan: la importancia de las relaciones en nuestra salud mental.

En este artículo hablaremos de como manejar mejor a los amigo que nos amargan.

Las relaciones interpersonales tienen un papel fundamental en la salud mental y emocional de las personas. A veces te dirás «mis amigos me amargan» y es importante saber que la calidad de las relaciones puede impactar de manera significativa en el bienestar psicológico.

Cuando están presentes relaciones conflictivas o tóxicas, pueden tener efectos negativos en la salud mental ya que colaboran en la aparición del estrés, ansiedad, síntomas depresivos, etc.

Es de gran importancia ser consciente de la necesidad de cultivar relaciones saludables y para ello hay que marcar límites cuando se considere y buscar ayuda profesional si las relaciones afectan negativamente al día a día de una persona.

¿Cómo influyen las relaciones en la salud mental?

Normalmente, se pueden observar algunas maneras en que las relaciones influyen en la salud mental de los individuos.

Por un lado, las relaciones de apoyo y cercanas ofrecen un espacio seguro para que en cualquier momento se puedan expresar las emociones tanto positivas como negativas, las preocupaciones y recibir aliento en situaciones de tensión. El apoyo emocional contribuye en la reducción del estrés y promueve el bienestar psicológico.

Cuando existen relaciones saludables, éstas pueden ser partícipe del aprendizaje de habilidades de afrontamiento efectivas. Recibir diferentes puntos de vista ayudará a afrontar desafíos adaptativamente y compartir experiencias con amigos o familiares es crucial para un equilibrio mental.

En cuanto a la autoestima, el recibir afecto, reconocimiento, cariño y apoyo de los demás puede fortalecer la percepción positiva de uno mismo. Además, las relaciones cercanas pueden servir de espacio para el crecimiento personal.

Algunos individuos se aíslan socialmente cuando consideran que no tienen relaciones de calidad a su alrededor, pero si hay un buen sostén pueden ser ayuda para prevenir ese aislamiento en momentos difíciles y de ansiedad.

La resiliencia emocional puede verse aumentada por relaciones sólidas que ayudan a recuperarse rápidamente de las adversidades. También el relacionarse permite practicar y desarrollar la empatía, entender las necesidades y sentimientos de los demás mejorará la calidad de las interacciones además de fortalecer las habilidades sociales.

Por otro lado, las relaciones positivas no solo afectan a la salud mental, sino también se asocia con la salud física ya que las relaciones sociales están relacionadas con una mayor longevidad y una mejor salud cardiovascular. Además, éstas pueden influir en comportamientos y hábitos, por ejemplo si en nuestro círculo estamos normalmente con personas que tienen hábitos saludables es más probable estar motivados para adoptar estos hábitos.

Psicologo online para hispanohablantes en Suiza.

Relaciones y bienestar emocional

Las relaciones tóxicas pueden generar un impacto significativo en la salud mental de las personas ya que éstas relaciones están caracterizadas por dinámicas negativas y pueden colaborar en el desarrollo de problemas de salud mental.  Algunas formas en que afectan las relaciones tóxicas:

  • Estrés persistente: a menudo generan un ambiente tenso y estrés emocional ya que éstas interacciones aumentan los síntomas de ansiedad.
  • Aislamiento social: relaciones tóxicas conducen a aislamiento social, las personas se alejan de amigos y familiares para así proteger a la persona que le genera el daño.
  • Baja autoestima: la manipulación y las críticas negativas pueden reducir la autoestima y la confianza en uno mismo.
  • Límites: en las relaciones tóxicas a menudo aparecen dificultades para establecer límites ya que suelen sentirse obligadas a complacer a la otra persona.
  • Dependencia emocional: puede desarrollarse en éstas relaciones y se suele sentir infelicidad cuando no está la otra persona o necesitar su aprobación constante.
  • Depresión y ansiedad: la falta de apoyo emocional y la presión, además de la exposición a relaciones tóxicas, contribuye al desarrollo de depresión y ansiedad.
  • Ciclos de abuso: pueden ocurrir ciclos de abuso tanto emocional como verbal y las fases de tensión y reconciliación pueden ser perjudiciales para la salud mental.
  • Autoimagen: la relación tóxica puede distorsionar cómo se ve a sí misma la persona. Interiorizan palabras negativas.
  • Repercusión física: los problemas de sueño, migrañas, problemas gastrointestinales y otros síntomas relacionados con el estrés pueden ser consecuencia de toxicidad en la relación.
  • Justificación: cuando se está dentro de éste tipo de relaciones se suele justificar o negar el comportamiento dañino de la persona, por lo que es difícil poner fin a la relación.
  • Desconfianza: la experiencia al tratar con personas tóxicas, pueden afectar en la confianza hacia los demás y por lo tanto en establecer relaciones saludables en el futuro.

Cuando se reconocen los signos de una relación tóxica es recomendable tomar medidas para así proteger la salud mental como por ejemplo buscar apoyo de amigos, familias, poner límites y si es necesario, finalizar la relación. Para tratar los efectos de relaciones tóxicas, la búsqueda de ayuda profesional puede ser de gran ayuda.

Identificar personas tóxicas

La identificación de personas tóxicas puede ser crucial para la protección de la salud mental. Hay características y comportamientos comunes que pueden ayudar al reconocimiento de éstas.

Las personas tóxicas suelen criticar de manera constante a la otra persona, menospreciar y recalcar los defectos, incluso en público y en situaciones donde no es necesario. Utilizan técnicas de manipulación para lograr todo lo que quieren como la culpa o el victimismo. Éstas son egoístas, solo tienen en cuenta sus necesidades y deseos sin pensar en los sentimientos del resto de personas.

Cuando tienen a su alrededor personas exitosas y que alcanzan objetivos, normalmente tienen envidia y pueden usar la competición de manera negativa en vez de celebrar éxitos ajenos. Buscan el conflicto continuamente y les gusta ser el centro de atención, creando drama sin motivo alguno.

En cuanto a la empatía, puede ser inexistente y no comprenden los sentimientos y emociones de los demás. También para evitar responsabilidades, usan el papel de víctima ya que así otras personas pueden hacerse cargo de lo que tienen que hacer.

Generalmente quieren controlar todo lo de su alrededor, ya sean personas o situaciones y pueden manipular o volverse posesivos para que todo esté bajo su supervisión. Las personas tóxicas no prestan atención a los límites de cada uno e invaden el espacio y la privacidad de los demás y no solo critican sino que intentan decir palabras hirientes para dañar la autoestima. Cuando no consiguen lo que quieren, los cambios de humor aparecen y son extremos, pasando de ser amigables a estar enfadados sin motivo aparente.

Cabe destacar que no siempre se mostrarán todas estas características y que un comportamiento tóxico puede variar en intensidad, pero hay personas que tienen estos comportamientos en situaciones estresantes pero si se experimentan actitudes constantes de toxicidad en una relación, puede ser una señal de estar ante una persona tóxica.

Referencias bibliográficas:

Bains, N.; Abdijadid, S. (2023), Major Depressive Disorder. StatPearls, Treasure Island (FL): StatPearls Publishing

Psicologo online para hispanohablantes en Alemania.

Hattie, J.A.; Myers, J.E.; Sweeney, T.J. (2004). «A factor structure of wellness: Theory, assessment, analysis and practice». Journal of Counseling and Development 82: 354-364.

¿Necesitas asistencia profesional?

Si necesitas liberarte de algunas cargas emocionales, superar obstáculos y abrazar tu mejor versión, estoy aquí para ti. Tan solo elige una fecha y una hora que se ajuste a tu rutina:

Picture of Javier Ares Arranz
Javier Ares Arranz

Tu psicólogo online especializado en ansiedad, depresión y sexología.

Otros artículos que pueden interesarte...
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?