Miedo a hablar en público: 10 consejos para superarlo

miedo a hablar en publico Javier Ares Arranz Psicologo Online

Hablar en público es una habilidad que se ha convertido en esencial para la mayoría de empleos modernos, así como para muchas trayectorias de formación en la universidad. De hecho, en la actualidad es evaluada en algunos procesos de selección de personal para todo tipo de empleos.

Saber transmitir en un discurso y comunicar de manera coherente y con fluidez todo aquello que queremos decir a una audiencia puede resultar todo un reto, sobre todo porque la mayoría de personas deben combinar esta tarea con la gestión de la ansiedad ante el hecho de estar a la vista de docenas o cientos de personas. Pero tal y como ocurre con todo lo relacionado con el afrontamiento de la ansiedad, hay mucho que podemos hacer para mejorar y no dejar que esta nos impida desempeñarnos bien. Por ello, aquí encontrarás un breve resumen de consejos que puedes seguir para combatir el miedo a hablar en público.

¿Cómo superar el miedo a hablar en púbico?

Lo cierto es que la ansiedad y el nerviosismo a la hora de hablar en público pueden ser reacciones normales y la mayoría de las veces nos ayudan a estar alerta y dar lo mejor de nosotros mismos.

Sin embargo, algunas personas pueden tener verdaderos problemas a la hora de hacerlo, debido a que este temor les genera una angustia paralizante, o que les lleva a bloquearse, un fenómeno bastante común.

En el artículo de hoy nos centraremos en cómo tratar el miedo a hablar en público y daremos un repaso a los principales consejos para superarlo.

1. Organízate

Para las personas que se ponen extremadamente nerviosas o ansiosas a la hora de hablar en público resulta de gran utilidad organizar previamente todos los recursos y elementos materiales y técnicos necesarios. Hacer que este sea el primer paso hace que el desafío sea menos intimidante.

Planificar de antemano cualquier dispositivo tecnológico que vayamos a necesitar y tener presente cada uno de los materiales que necesitamos resultará de gran ayuda para reducir el miedo, la ansiedad y el estrés.

La planificación es fundamental a la hora de preparar una charla o exposición pública y cuanto mejor preparados estemos más seguros la realizaremos. No solo hace que nuestra exposición oral, charla o conferencia salga mejor, sino que además nos aporta seguridad en nosotros mismos, dado que reduce el niel de incertidumbre.

2. Memorizar ideas, no frases

Hay que evitar memorizar a la perfección todas las frases a utilizar cuando hablemos en público; esto solo servirá para ponernos más nerviosos. Es mucho mejor tener en mente las ideas principales a transmitir, y su orden. De ese modo, podrás centrar toda tu atención en hacerte entender, en vez de tener la atención dividida en hablar y recordar al mismo tiempo.

3. Visualiza la presentación

Un ejercicio por psicólogos y psicoterapeutas a la hora de superar el miedo a hablar en público es el de visualizar nuestra presentación exitosa en el futuro, imaginando cada detalle de todo el proceso.

Este tipo de ejercicios nos aportan motivación y nos da energía ante todo aquello que nos intimida y nos haría plantearnos tirar la toalla.

4. Utiliza técnicas de relajación

Son muchas las técnicas de relajación que podemos poner en práctica mientras preparamos la exposición y también antes de realizarla en directo.

Algunas de ellas pueden ser la respiración diafragmática, el Mindfulness, la meditación, el yoga o la relajación muscular progresiva.

Tengo Fobia Social: 4 consejos para saberlo.

5. Cuestiona tus preocupaciones

Cuestionar todo aquello que nos preocupa respecto a nosotros mismos y nuestra capacidad de hablar en público también nos ayuda a vencer los miedos y ansiedades específicas que podemos albergar.

Esto se puede lograr apuntando en un papel todos los miedos específicos que podamos tener y cuestionarlos uno a uno con argumentos reales y ajustados a la realidad.

6. Acostúmbrate a ver las imperfecciones de las charlas en público

Cuando veas vídeos de charlas en público que te gusten, ponte a verlas por segunda vez, pero en este caso, centrándote en las imperfecciones en el habla o el lenguaje no verbal del/la ponente. De este modo interiorizar la idea de que es normal tener pequeños fallos y que, de hecho, están tan asumidos que la gran mayoría son pasados por alto por el público.

7. Concéntrate en la exposición, no en el público

Concentrarse en la exposición, es decir, en lo que debemos decir, y no en el público, es otro de los consejos que nos daría un profesional de la psicología o experto en oratoria.

Puesto que muchas veces la fuente del miedo es el público asistente a nuestra exposición, como ponentes es necesario centrarnos únicamente en lo que debemos decir, nuestro discurso.

Para ello, es bueno visualizar al público como una masa uniforme, o por el contrario, mirar solo a aquellas personas que conocemos y nos dan seguridad que se encuentran en el público, como si solo hablásemos ante ellas.

8. No tengas miedo al silencio

Algunas personas pueden tener miedo a quedarse en silencio y aterrorizarse cada vez que hay un silencio durante su exposición, algo que incremente sus niveles de estrés, miedo y ansiedad.

En lugar de eso, debemos aprender a utilizar los silencios en nuestro beneficio como un recurso más del discurso que vamos a dar, teniendo en cuenta que el silencio también forma parte de la exposición y puede ayudarnos a expresarnos con mayor calma e inteligibilidad.

9. No evites los síntomas de miedo

Es desaconsejable intentar evitar los síntomas del miedo y la ansiedad alta (como puede ser la agitación, la taquicardia, la sudoración, la ansiedad o el estrés) ya que al intentar evitarlos a menudo solo logramos acrecentarlos.

10. Lleva contigo un guión o esquema

Llevar un guión o esquema sobre el discurso que debemos realizar nos aportará mayor confianza y control durante la exposición.

Además de eso, sabiendo que podemos consultar con nuestra guía siempre que lo necesitemos iremos mucho más tranquilos a dar la charla en público.

Referencias bibliográficas:

Sylvers, P.; Lilienfeld, S.O.; LaPrairie, J.L. (2011). Differences between trait fear and trait anxiety: implications for psychopathology. Clinical Psychology Review. 31(1): pp. 122 – 137.

Creo que tengo ansiedad: ¿me debería preocupar?

¿Necesitas asistencia profesional?

Si necesitas liberarte de algunas cargas emocionales, superar obstáculos y abrazar tu mejor versión, estoy aquí para ti. Tan solo elige una fecha y una hora que se ajuste a tu rutina:

Picture of Javier Ares Arranz
Javier Ares Arranz

Tu psicólogo online especializado en ansiedad, depresión y sexología.

Otros artículos que pueden interesarte...
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?