Cómo gestionar la relación con tu ex cuando empiezas una nueva relación: 3 consejos.

gestionar relaciones pasadas javier ares arranz psicologo

Está claro que no hay nada malo en seguir tratando con una (o varias) de nuestras exparejas; por mucho de que exista el mito de que tras una ruptura la única opción es cortar el contacto para siempre, la realidad es precisamente la contraria: no existen normas en este sentido, y por consiguiente, cada uno/a elige la opción que mejor le parezca llegado el fin de un noviazgo o matrimonio.

Y por cierto, eso no deja de ser cierto cuando empezamos una nueva relación amorosa. El hecho de volver a tener novio o novia no hace que el trato ocasional o frecuente con el/la ex pase a ser un problema o algo moralmente reprobable, y asumir lo contrario implica que nos estamos aferrando a una concepción bastante tóxica de una relación de pareja. Ahora bien, las emociones casi siempre van por delante de los pensamientos y de la lógica, por lo que no son pocas las personas que aunque saben que teóricamente no hay nada malo en mantener una relación de amistad o de cordialidad con la expareja, al pasar a tener pareja, hay algo en esa situación que resulta incómodo, que exige de nosotros tener cuidado con lo que se dice y lo que se hace.

Por eso, en este artículo encontrarás algunos consejos sobre cómo gestionar la relación con tu expareja con la que sigues en contacto cuando empiezas una nueva relación.

Posibles complicaciones al tratar con una ex en el inicio de una relación

Tal y como hemos adelantado, en el mundo de las relaciones personales, una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica. ¿Cómo se explica que aunque desde un punto de vista intelectual no podamos argumentar bien cuál es al problema de tratar con el/la ex teniendo novio/a, sintamos que hay un problema?

Parte de la culpa de esto lo tiene el sistema de expectativas y roles que hemos interiorizado a lo largo de los años. Dada su estrecha relación con la reproducción y la creación de una institución tan importante como lo es la familia, durante siglos, nuestra manera de percibir el noviazgo ha estado sujeto a una gran presión social. Una presión tallada a base de normas, principios morales rígidos acerca de en qué consiste “cortejar” a alguien, proponerle un proyecto de vida juntos, etc. Aunque hoy en día muchas personas afirman que reniegan de esos roles y expectativas tan anticuados, en lo irracional, siguen siendo referencias que guían el comportamiento de no pocos novios y no pocas novias (E incluso maridos y esposas).

Por ello, tratar de manera habitual con un ex teniendo pareja puede llegar a hacer que tanto nosotros como nuestra pareja nos sintamos vulnerables, al menos si no gestionamos adecuadamente nuestras emociones. Estas formas de malestar se expresan en forma de:

Celos por parte de nuestra actual pareja, o expectativa de que nuestra pareja tenga celos.

Inseguridades personales (por ejemplo, al creer que el/la ex compartirá secretos nuestros con nuestra actual pareja y viceversa).

Miedo a que surjan discusiones entre el/la ex y nuestra actual pareja.

Miedo a hacer algo que pueda ser interpretado como una muestra de interés en nuestro/a ex delante de nuestra actual pareja

Como vemos, se trata de elementos de malestar psicológico que se alimentan mucho del miedo y del pensamiento de tipo casi paranoico. La incertidumbre sobre lo que ocurrirá o podría ocurrir cuando esas personas se encuentren o sepan la una de la otra capitaliza toda nuestra atención.

¿Qué hacer en casos así?

Si experimentas problemas de relación ante casos así, la manera más eficaz de abordar el problema consiste en ir a psicoterapia, de modo que puedas obtener apoyo profesional personalizado. De todos modos, también puedes probar aplicando estos consejos.

1. Háblalo con tu pareja

Muchos de los problemas que pueden afectar a una relación de pareja pueden verse solucionados simplemente a través de la comunicación. Recuerda que una relación amorosa es también un espacio en el que puedes mostrar tus vulnerabilidades, y explica los temores que te han estado afectando en este sentido, para que podáis aclarar las cosas y seguir hacia adelante con normalidad. Eso sí, asegúrate de elegir un momento y un lugar propicios para hablarlo, sin distracciones y sin estar en una situación en la que haya prisas por una o ambas partes: es un tema que merece ser abordado en profundidad.

2. Si hay celos de por medio, habla de ellos desde la asertividad

Si crees que tu pareja tiene un problema de celos, hazle saber que ese es tu punto de vista. No lo hagas para atacarla, simplemente a modo de crítica constructiva, pero expresada con firmeza y asertividad. Hazle ver que no solo es un problema suyo, que también te afecta a ti, y que por ello, debe esforzarse en cambiarlo, confiando más en ti.

3. Haz un listado de las creencias irracionales que minan la seguridad en ti

Como hemos visto, estas experiencias pueden poner “el dedo en la llaga” de nuestras inseguridades, aquello que nos hace sentir vulnerables. Para tomar el control de la situación, despréndete de esas creencias desadaptativas que te llevan a experimentar un miedo o una angustia inútiles ante tu ex y/o ante tu pareja. Escribe sobre esas creencias y, en tu día a día, ve anotando ejemplos de cómo te afecta, rellenando un diario personal. De ese modo aprenderás a identificar cuándo emergen en tu mente y podrás ponerles freno.

¿Quieres empezar un proceso de psicoterapia?

Todos los aspectos relacionados con la gestión de las relaciones de pareja, tanto en lo emocional como en lo comportamental, pueden ser abordados desde la terapia psicológica. Y es que la utilidad de la psicoterapia va mucho más allá del ámbito del tratamiento para personas con psicopatologías; alguien que no presenta ningún trastorno psicológico puede verse enormemente beneficiado de acudir al psicólogo.

En el caso de las complicaciones surgidas en la convivencia con nuestra pareja, los profesionales de la psicología podemos intervenir tanto desde la psicoterapia centrada en el individuo como desde la terapia de pareja (en la que se da apoyo a ambas personas a la vez). Si te interesa una de estas dos opciones, ponte en contacto conmigo; puedo atender de manera presencial o bien de manera online a través de videollamada.

¿Necesitas ayuda? Agenda tu sesión

Hola, me llamo Javier Ares Arranz y soy Psicólogo General Sanitario especialista en rupturas sentimentales.

Puedes agendar tu sesión conmigo en esta página.

Referencias bibliográficas:

Christensen, A.; Atkins, D.C.; Yi, J.; Baucom, D.H. & George, W.H. (2006). Couple and individual adjustment for 2 years following a randomized clinical trial comparing traditional versus integrative behavioral couple therapy.J Consult Clin Psychol. 74(6):1180-91.

Jordan, C.H.; Spencer, S.J.; Zanna, M.P.; Hoshino-Browne, E.; Correll, J. (2003). Secure and defensive high self-esteem. Journal of Personality and Social Psychology, 85(5): pp. 969 – 978.

Mathes, E. (1991). A Cognitive Theory of Jealousy. The Psychology of Jealousy and Envy. New York: Guilford Press.

¿Necesitas asistencia profesional?

Si necesitas liberarte de algunas cargas emocionales, superar obstáculos y abrazar tu mejor versión, estoy aquí para ti. Tan solo elige una fecha y una hora que se ajuste a tu rutina:

Picture of Javier Ares Arranz
Javier Ares Arranz

Tu psicólogo online especializado en ansiedad, depresión y sexología.

Otros artículos que pueden interesarte...
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?